¿Cómo empezar a medir el SROI?

nov 19th, 2012 | por | Categoría: Opinión

En un artículo publicado hace unos días se apuntaba a la importancia de incluir el enfoque del valor social que aportan las inversiones y proyectos, tanto sean provenientes de financiación pública o bien vía recursos de empresas y organizaciones privadas. Asimismo hablamos de la necesidad de que en el escenario actual se prioricen y se empleen herramientas para medir el SROI (Socian Return Of Investiment) dentro de los criterios para establecer dichas prioridades.

Tal y como señalábamos, era importante usar el SROI en las etapas de planificación como ayuda a la toma de decisiones sobre el impacto potencial de una inversión, buscando y así logrando la sintonía con las demandas y necesidades de los stakeholders (o agentes o partes interesadas o afectadas por una actividad) y además para contar de partida con los indicadores que deberían medirse una vez el proceso esté en marcha para poder conocer su impacto.

Algo importante es diferenciar entre el concepto de Inversión Socialmente Responsable, que aborda los aspectos relativos a la decisión de en qué proyectos invertir fondos, algo cada vez más supervisado para bancos y otras entidades y fondos de inversión, del SROI, que valora el impacto, desde una perspectiva y aspectos sociales, de la inversión realizada. En un caso sería la decisión previa mientras que en el otro, el SROI cubre tanto la planificación como la ejecución y la valoración de los resultados.

Y es que siguiendo la máxima de que aquello que se mide, es mejorable, lo que se busca es eso, medir el impacto de una organización en su comunidad, y por tanto una de las fases clave del proceso de SROI es precisamente la de decidir qué medir, lo que supone tener que pensar en torno a de qué manera las acciones de la organización generan cambios, tanto en sentido positivo o intencionado como también cambios no previstos o no intencionados.

Dado que queremos entender y manejar el impacto de una organización, se ha de elegir en qué áreas pretende impactar con sus actividades, si en la exclusión social, la accesibilidad universal a determinados derechos o recursos, la sostenibilidad ambiental, o un largo etcétera, siendo la misión de esa organización la que determine esta elección.

Una vez tiene claros los indicadores a medir, ha de determinar la manera de medirlos, de la manera más precisa posible. Y para ello hay una serie de premisas que son comunes a todas las metodologías que pueden aplicarse y que caracterizan la esencia del proceso, que son:

  • Identificar a la comunidad, quienes componen a los agentes o partes interesadas. Tanto más completo sea este análisis, más precisa será la evaluación del impacto.

  • Preguntar a estos por sus percepciones acerca de las repercusiones más importantes que derivan de la actividad de la organización.

  • Desarrollar indicadores para medir adecuadamente esas repercusiones, no olvidar que cumplan con los requisitos SMART (por sus siglas en ingles: Específicos o Concretos, Medibles, Apropiados o Precisos, Realistas y Temporalizables, en resumen validos para medir y ofrecer información adecuada sobre una variable)

  • Analizar la evaluación de las repercusiones para poder tener una valoración de lo que pasaría si no estuviera la organización, es decir, su estado sin la acción de esta organización.

Hay diferentes metodologías, pero los pasos clave dentro de este proceso de evaluación y medición del SROI son:

  • Identificar aquellos aspectos sociales sobre los que la organización orienta sus actividades. Éstos son clave para determinar los indicadores necesarios.

  • Elaborar un Mapa de Relaciones, en el que se identifiquen todos los Stakeholders, su papel y sus relaciones.

  • Poner el enfoque en medir y conocer las repercusiones/resultados de su acción, a través de los indicadores seleccionados.

  • Contabilizar el impacto de los esfuerzos de la organización (Resultados menos Consecuencias Negativas más la situación que existiría independientemente de que la organización se involucrase o actuase)

  • Tratar de asignar valor económico a este impacto, cuando sea posible, para poder compararlo con la inversión en recursos hecha por la organización. Con esto se ha de Calcular la ratio (impacto/inversión) que es la medida del SROI.

  • Ofrecer información sobre los resultados obtenidos. Siempre queda en segundo plano, pero es determinante que la organización comunique los resultados obtenidos. De esa forma son necesarios informes del retorno social de su inversión para contribuir a la difusión de este tipo de valoraciones

A la vista de la acogida del anterior artículo, hay que expresar satisfacción por el interés que existe por este enfoque aplicado a las actividades de las empresas y organizaciones, un interés que espero que en breve se vaya traduciendo en la aplicación del mismo.

Juanjo Amate
Emprendedor Social con el proyecto SOSTENIBILIDAD A MEDIDA
WWW.TEHAGOECO.COM
twitter: @juanjoamate

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Debes de estar conectado para publicar un comentario.